✅ Colección de stock en España: Entrega en 48h. Envío gratuito *

Cómo hacer punto de cruz bordado

¿Cómo hacer punto de cruz bordado? - Consejos prácticos para que los usuarios se inicien en el punto de cruz bordado.

1) Si no has hecho punto de cruz en tu vida, ¡has venido al lugar adecuado!

¡Yo tampoco había bordado nunca! El bordado en punto de cruz es una buena manera de introducirse en el arte como principiante. Es una afición creativa en la que cualquiera puede iniciarse, evidentemente no hay edad para empezar. Hay personas más jóvenes y más mayores que lo hacen (Figured'Art Info: tenemos clientes de más de 90 años que hacen bordado de punto de cruz o de diamante a diario). 

La actividad de ocio creativo es relajante, te permite encontrar la paz interior mientras desarrollas tu creatividad. Si yo lo he conseguido, créeme, ¡tú también lo harás!

Los pasos son los siguientes:

 

El primer paso del bordado en punto de cruz consiste en cubrir completamente la superficie de un lienzo, representando así un motivo, utilizando hilos de diferentes colores con los que se forman cruces.

¿Lo ves? ¡no es complicado!

 

2) Material proporcionado

 a) Un lienzo Aïda 11CT preimpresa, lo que significa que la finura del tejido corresponde a 11 puntadas para una longitud de una pulgada (=2,5cm).

 

El diseño preimpreso en la tela tiene todos los símbolos e instrucciones para guiarle en su bordado. 

La buena noticia es que el diseño de color preimpreso se disuelve en el agua. Una vez que haya terminado de bordar el 100% de su trabajo, sólo tiene que sumergir la tela en agua caliente durante unas horas y sólo quedarán visibles sus puntos de cruz en la tela

b) Una guía de papel en color con los mismos símbolos e instrucciones que en el diseño del lienzo preimpreso.

Por lo tanto, esta guía le permite acceder a todos los símbolos, colores o números de hilo de cada puntada en el lienzo, y de una manera a veces más práctica, manejable e independiente que con una lectura directa en el lienzo.

c) Un setde hilos de bordar preclasificados, precortados y numerados a través de una tarjeta de soporte perforada.

El número de cada hilo le permite consultar la leyenda en el lienzo o en la guía de papel para encontrar la correspondencia entre cada símbolo, número y color de hilo de bordar.

d) Un pequeño kit de accesorios que incluye agujas de bordar, un dedal de bordar (aunque las agujas de bordar no pican los dedos) y dos tipos de enhebradores para pasar los hilos por la aguja de forma rápida y eficaz.

3) Cómo prepararse antes de empezar a bordar en punto de cruz

 

Antes de empezar a enhebrar las agujas o a bordar los primeros puntos de cruz en el lienzo, es importante tomarse el tiempo necesario para orientarse entre los símbolos del lienzo o de la guía de papel, los números de la tarjeta de hilo y los hilos reales que hay que enhebrar en la aguja.

Esta puede ser también una buena oportunidad, para decidir la primera zona del lienzo en la que empezarás a bordar. Por lo general, recomendamos empezar con una zona relativamente grande, con muchas puntadas para cogerle el tranquillo.

 

Recordatorio importante sobre los símbolos, la leyenda y los hilos:

 

A veces, los símbolos mostrados en la tela son de un color relativamente cercano al color del hilo real que se va a bordar sobre ese símbolo. Sin embargo, ten cuidado, ¡no siempre es así!

He aquí un ejemplo de un caso SIMPLE, pero poco frecuente:


Su guía de papel y su lienzo le muestran un símbolo cuadrado y rosa con un 8.

Así pues, consulte la leyenda que aparece en el lateral de su lienzo o guía de papel, y observe que el número de hilo que debe seleccionar, aquí en la columna de la izquierda, marcado con un círculo azul, es el número 8. (Notarás la similitud entre el símbolo del lienzo, que es un cuadrado rosa con un 8 dentro, y el número de hilo de bordar, que también es el número 8).

Sólo queda encontrar el hilo número 8 en la tarjeta de soporte perforada. Y te darás cuenta de que el hilo 8 es de color rosa, y corresponde en este caso "simple" solamente, al color rosa del símbolo indicado en el lienzo así como en la guía de papel.

 

Advertencia:

 

En algunos casos, el color o el número del símbolo en su lienzo o guía de papel no coincide con el número o el color del cable en la tarjeta perforada.


Para enfatizar los contrastes y permitir una mejor visibilidad en el lienzo, el caso "simple" descrito en el ejemplo anterior puede no ser siempre factible. (especialmente en el caso de diseños con gradaciones de color con varios colores yuxtapuestos muy similares entre sí).

Por lo tanto, es muy importante tomarse su tiempo y hacer una marca de hilo y de símbolo antes de empezar cualquier cosa.

Aquí hay un ejemplo más complicado, es importante entenderlo bien:

lienzo le muestran un símbolo cuadrado y azul sin números ni formas en esta zona.

 

Así que te refieres a la leyenda que aparece en el lateral de tu lienzo o guía de papel, y te das cuenta de que el número de hilo a seleccionar, aquí en la columna de la izquierda, rodeado de un círculo azul, es el número 3. (Notarás esta vez que no hay ninguna similitud entre el símbolo del lienzo, que es un cuadrado azul sin número, y el número de hilo a bordar, que es un 3)

Además, probablemente habrá observado que a la derecha del símbolo de la leyenda se indica otro número. Esta referencia, normalmente un número de 3 o 4 dígitos, es una referencia de color según un estándar de bordado DMC. Puede hacer clic en este enlace para obtener más información sobre los colores DMC a través de nuestra entrada de blog asociada.

 

 

Sólo queda encontrar el hilo número 3 en la tarjeta perforada de soporte. Y te darás cuenta de que el hilo 3 es de color gris, y por lo tanto no se corresponde con el color azul del símbolo del cuadrado azul indicado en la tela y en la guía de papel.

Por ello, insistimos en la importancia de una buena preparación y una buena ubicación de tus leyendas, símbolos e hilos, para que no te equivoques al bordar y sólo te des cuenta varias horas o días después, lo que implicaría mucho trabajo para corregirlo todo.

 

4) Cómo preparar el hilo y la aguja

 

Lo primero que hay que saber antes de enhebrar el hilo en la aguja es que un hilo de bordar está formado por 6 hebras.

Al realizar kits de bordado de punto de cruz Figured'Art con lienzo Aïda en 11 CT, es importante tener en cuenta que sólo son necesarias 3 de las 6 hebras.

Una vez que haya separado su nuevo hilo de 3 cabos, puede enhebrarlo en su aguja a mano o con el enhebrador.

Independientemente del tipo de enhebrador que prefieras utilizar, el principio sigue siendo el mismo:

 

 

Nota importante: Una vez que su hilo ha sido enhebrado a través de la aguja, no es necesario atarlo a la aguja. Sólo asegúrese de tener siempre suficiente hilo a ambos lados del anillo de la aguja para que no se salga de la aguja al pasar repetidamente por su tela o por sus puntadas rectas en el revés de la tela (cuando quiera detener un hilo, consulte el capítulo 9).

 

5) Comprender su primer punto de cruz

Un lienzo Aïda se compone de varios agujeros pequeños que forman una cuadrícula. El punto de cruz consiste en unir 4 agujeros con un hilo, haciendo una "X" en forma de cruz.

 

Puntada desde debajo de la tela en la parte inferior izquierda de un cuadrado, luego desde arriba de la tela en la parte superior derecha, haciendo la primera parte de la cruz (1 y 2).

El hilo termina en la parte inferior del lienzo, luego se cose desde abajo del lienzo en la parte inferior derecha y se cose sobre el lienzo en la parte superior izquierda, lo que forma una cruz.

 

6) Empezar bien tu primer hilo

 

Al empezar un color, y por tanto un nuevo hilo, es importante fijar el extremo del hilo en el reverso del lienzo para asegurar la estabilidad de todo el hilo y las puntadas en la zona que utiliza esa porción de hilo.

Como norma, cuando empieces con tu primer punto de cruz, asegúrate de que no tiras demasiado del hilo (o tendrás que volver a empezar), y de que mantienes 2 o 3 cm en el reverso del lienzo.

Estos 2 ó 3 cm de más se pueden bloquear en el reverso de la tela con tu primera línea de punto de cruz. En efecto, en el reverso de la tela, tus puntos de cruz deben parecer varias líneas de hilo bajo las cuales se puede detener tu parte sobrante.

Utilizando esta técnica, no es necesario atar el hilo al lienzo, y esto mantendrá limpio el reverso de tu lienzo. Si los 2 o 3 cm de hilo no están completamente bloqueados, siempre puedes cortar el exceso.

 

Nota: Si desea iniciar un hilo en una zona de su tejido que está al lado de una zona que ya está totalmente bordada, también puede iniciar su hilo utilizando las puntadas rectas de esa zona (situadas en el reverso del tejido)

Puede consultar el punto 9) para entender los detalles de esta técnica.

 

7) Enlaza bien tus puntos de cruz

Para bordar una serie de puntos de cruz del mismo color, generalmente hay dos maneras de hacerlo:

a) La primera es hacer un punto de cruz completo, uno tras otro.

En este ejemplo puedes ver que cada punto de cruz está completo (1-2-3-4), antes de continuar con el siguiente (de nuevo 1-2-3-4).

b) El segundo método consiste en hacer primero todas las diagonales en una dirección en toda una fila de puntos de cruz, y luego volver a todos sus puntos bordando la segunda diagonal, en la otra dirección.

En este ejemplo puedes ver el orden de todas las primeras diagonales de izquierda a derecha (1-2-3-4-5-6-7-8), y luego de derecha a izquierda en la segunda diagonal (9-10-11-12 etc...)

Nota: Al enlazar varias puntadas cruzadas, asegúrate de que siempre tiras del hilo con fuerza en cada puntada al pasar por delante y por detrás del lienzo. No debe haber holgura en las puntadas.

 

8) Siga el orden de su punto de cruz

Para obtener un resultado óptimo con sus puntos de cruz, es importante coser siempre en la misma dirección.

 

En este ejemplo, la diagonal rosa se hizo primero entre 1 y 2, y luego la segunda diagonal azul entre 3 y 4.

Para un resultado óptimo, siempre hay que tener esta diagonal en la parte superior.

Se trata nada más y nada menos que del mismo principio que el orden de los cordones de los zapatos para tener un aspecto limpio y ordenado.

 

9) Cómo parar el hilo

 

Una vez que hayas completado todas las puntadas cruzadas en una zona de tu tela con el mismo color de hilo, es necesario parar el hilo.

Para detener un hilo, primero asegúrate de que la aguja con el hilo está en el reverso de la tela, y luego bloquea el hilo por debajo de las puntadas no diagonales del reverso de la tela (y, por tanto, por debajo de los hilos de tu última línea de punto de cruz realizada antes de querer detener el hilo). En general, para bloquear un hilo se utilizan un mínimo de 3 y un máximo de 5 puntadas rectas no diagonales.

 

En este ejemplo, puedes ver claramente que la aguja con el hilo pasa por debajo de 4 puntadas rectas en el reverso de la tela.

Después de pasar el hilo por 3-5 puntadas rectas en el reverso de la tela, puede cortar el exceso y, a continuación, empezar una nueva zona con el mismo hilo o una nueva zona utilizando un color de hilo diferente.

 

10) ¿Puntos aislados? ¿Parar o mantener el hilo?

 

A veces, una zona de puntos a bordar contiene una serie de puntos más o menos alejados de la zona principal.

En este caso, surge un dilema, ¿debo detener mi hilo y volver a empezarlo o puedo "saltar" varios cuadrados de la cuadrícula por la parte inferior del tejido?

Por lo general, aconsejamos detener el hilo y reiniciarlo en el punto o puntos aislados sólo si la distancia supera los 5 ó 6 cuadrados de la cuadrícula de la tela, con el fin de mantener la parte trasera de la tela organizada y también para evitar desperdiciar demasiado hilo.

Ejemplo con un hilo cuyo símbolo en el lienzo es un cuadrado naranja:

En este ejemplo podemos ver que, partiendo de la zona más importante de la izquierda (enmarcada en verde), siempre es posible "saltar" varias casillas de la cuadrícula por la parte trasera del lienzo, para llegar directamente a puntos aislados (que aquí están a menos de 6 casillas de la zona de partida).

Nota: Si la distancia es superior a 5 ó 6 casillas de la cuadrícula, por supuesto que es más lento y tedioso detener el hilo y volver a iniciarlo en otro lugar, pero no olvides que sin esto, no sólo corres el riesgo de desperdiciar mucho hilo, sino que el reverso de tu lienzo se cubrirá con líneas de hilo sin coser, conectando puntadas a largas distancias, lo que hará que tu lienzo esté muy desordenado y sea cada vez más difícil de trabajar.

 

11) Lavado de la tela

 

Una vez que el diseño esté totalmente bordado, sus puntos de cruz totalmente terminados y sus hilos totalmente parados, es necesario remojar su tela en agua caliente (30°C como máximo) durante unas horas, enjuagarla y dejarla secar a temperatura ambiente.

El dibujo y las líneas o leyendas preimpresas en su tela están hechas con una tinta especial que se puede disolver en agua.

Una vez terminada esta etapa, notará que sólo sus puntos de cruz quedarán visibles en su lienzo, representando perfectamente su trabajo.

 

12) El toque final: planchar

Una vez que su lienzo esté empapado, enjuagado y secado, puede planchar suavemente la parte posterior del mismo a baja temperatura si lo desea.